jueves, 10 de agosto de 2017

Eclipse Total de Sol en LEO


Un cambio que dejara una huella



Entra en actividad el ciclo saros del próximo eclipse que se hará el  21 de agosto próximo, serie saros 145. Es un ETS (eclipse total de sol) se hizo el 11 de agosto de 1999, TU 11:04 (am).

Trate de recordar que sucedió hace 18 años atrás, las situaciones se reiteran, si dejó de lado algo, ahora también, si avanzó hacia un cambio, ahora repetirá la experiencia, con otros elementos, otras personas, otra realidad, probablemente logrando ahora lo que entonces no fue posible.

Su mayor influencia se dará desde el momento en que se activa hasta unos 20 días posteriores y comienza a perder su potencia. Veremos algunos de los aspectos más importantes. No tendré en cuenta las casas, solo la dinámica e influencia de los ejes fijos, Tauro - Escorpio y Leo - Acuario, donde se hicieron los planetas en tensión..

Los ejes fijos.


El eclipse muestra que la energía se mueve en 4 direcciones en los ejes fijos, esta gran tensión  presenta situaciones inesperadas que exigen improvisar porque el curso de la realidad se modifica, destrozando los planes y objetivos,  las ideas surgen como una vorágine de gran intensidad, una excelente oportunidad para ejecutar los cambios que se venían gestando.

Los hechos fortuitos suceden y no hay un modo de contenerlos, obligándonos a proceder.
Este tipo de energías nos lanza al vacío para enfrentar lo que la realidad presenta, llevándonos al límite, agudizando los sentidos y la inteligencia para poder adaptarnos y proseguir o caer en el fondo oscuro de un agujero envueltos en llanto y desesperación por la impotencia que provoca  el no  encontrar soluciones inmediatas.

(abrir en otra pestaña la imagen)


La posición del eclipse, Sol Luna en Leo, indica donde se ubica la crisis a enfrentar, hay momentos en la vida que son inevitables, todo parece encausar a un callejón sin salida factible.

El eclipse, canalizando la energía del signo de Leo, en tensión con  Urano en Acuario, con un orbe de 4° promueve una energía inestable y peligrosa que actúa contra todo lo que se interponga en el camino, generando una confianza exagerada en uno mismo sin un respaldo.
El primer impulso es apuntar los cañones y disparar, sin embargo la tensión entre Saturno en Tauro y Marte en Escorpio, cuadrando al Eclipse y Urano compele a abrir otro frente, mas combativo y peligroso pero menos impulsivo.




Urano se hizo en conjunción al Nodo Sur con un orbe de 2°, esta particularidad en la configuración muestra un impulso de cambio radical,  buscando un sentido diferente en la vida.
Urano en regencia impone un nuevo camino pero nada es fácil, arrastra hacia una revolución, generando protestas, descontentos, enfrentamientos, otros.

La transformación proviene desde lo mas profundo de la naturaleza, y no aparenta responder a la lógica, pero solo se trata de una apariencia, los cambios ya comenzaron, ahora es tiempo de plasmarlos.
Pone a prueba lo que somos, hacia donde vamos, que buscamos y para que, obliga a replantear todo, deseos, proyectos, expectativas que la persona pudiera tener, ingresando a un caos extremo.

La inevitable crisis.


Urano en contacto con el eclipse por oposición, lleva a una confrontación y como todo lo relacionado a Urano y Acuario, no es posible encontrar soluciones de manera inmediata, nadie quiere permanecer sufriendo en tal estado, salir de ello es lo que nos obliga a buscar el modo y para eso es necesario determinar que hacer y como, paso a paso.

Contener los impulsos como sea posible es necesario, o tiene lugar la obsesión sosteniendo el propio punto de vista, sin medir las consecuencias, con tal de destruir aquello que se interpone en el camino.
Detenerse y avanzar nuevamente con prudencia permite reanudar con más conocimiento hacia el objetivo.
La palabra crisis proviene del griego Krinein y significa cortar, decidir, separar.

Los recursos no son viables.


Los problemas que ocasionan los eclipses, ante una crisis, es que nos encontramos con que nuestros recursos son limitados, todo lo que sabemos, lo que hemos aprendido y fue útil ahora no es de ayuda, tiene lugar un colapso.

Esto es lo que enfrenta toda persona, donde se ubique el eclipse y haga contacto, dentro del grado de orbe, con algún planeta radical.

La fuerza de un eclipse nos desborda, parece que no hay salidas y comienza a desmoronarse todo nuestro mundo, uno se torna vulnerable.
Según el modo en que ensamble el eclipse sobre la carta radical mostrará las áreas de vida que entran en conflicto.

Los contactos más difíciles que nos plantea un eclipse son por conjunción, de planetas del eclipse con planetas radicales, con un orbe de 1°, siendo más fáciles de sobrellevar los cuadratos y oposiciones, lo cual no significa que no presenten limitaciones, obstáculos a superar.
Los tránsitos determinan lo indicado por el eclipse.

Adaptación y flexibilidad.

El reto estaría en el modo de adaptación de la persona, a la nueva etapa que Urano conjunto al Nodo Sur plantea, provocando cambios inesperados, hechos fortuitos, interrumpiendo lo programado, aquí entra en juego su autoestima, su seguridad interna, su flexibilidad ante nuevas realidades, esta energía puede dar lugar a  escaramuzas, abruptas separaciones, enojos, picos de ansiedad, nerviosismos, otros.
Lo primero que se atisba es la forma de actuar, en el área de vida indicado en su carta radical, en relación directa con la casa del eclipse en que se hizo Urano.

Quienes primero se percatan son las personas del entorno, no podrán entender que sucede y por que actúa diferente.
Ante la presencia del Nodo Sur, la persona asume una actitud rebelde contra las normas establecidas socialmente, los valores tradicionales, se torna más individualista, rompe con lo rutinario, se torna excéntrico.

Su foco de atención y sus objetivos han cambiado radicalmente por la realidad que le toca enfrentar. Al tratarse de un eje como Leo y Acuario, no se dan explicaciones, no se conversa buscando elementos con otros, se canaliza la energía directamente y se produce el desconcierto, tanto para la persona que lo atraviesa como los de su entorno.

En los casos en que haga contacto por orbe mayor, hasta 2°, con algun cuadrante, por ejemplo el AC, el MC, o algún planeta radical, será muy notorio.





Cambio de estructuras.


Urano en Acuario hace un cuadrato con un orbe de algo más de 2° con Saturno en Tauro. Es una influencia que rompe con el equilibrio en todas sus formas, hechos fortuitos crean trastornos, frustración, inseguridad, temor, tensiones de todo tipo, obligando a tomar determinaciones radicales generando un cambio inesperado.
Cuando un área de vida presenta desgastes, deja de ser constructiva y se torna rígida, inflexible, es tiempo de dejar atrás cosas, circunstancias, personas, situaciones, que en otro tiempo fueron el centro e interés, pero es un ciclo que termina y es necesario dar lugar a otro orden, de todos modos, aunque uno no quiera, la vida  coacciona y se realiza el cambio.

La fuerza y la resistencia entran en conflicto luego de superar temores y limitaciones internas, porque claro, de eso se trata el cuadrato, de superar barreras internas. Tal el caso que el mundo enfrenta en estos momentos entre los líderes de EEUU y Corea del Norte, las situación de Venezuela y otros tantos.

El empuje descomunal de Urano obliga al hosco e inseguro Saturno a movilizar sus estructuras, pero éste, canalizando la natura de Tauro, se aferra aún más, hará caso omiso a cualquier criterio que responda a la lógica, no porque no lo entienda, no porque no encuentre razones, Tauro posee una naturaleza inflexible, necia, testaruda y Saturno la estructura de tal modo que se acoraza más resistiendo los embates de Urano, tomando una postura reacia, cerrando cualquier tipo de posibilidad a un cambio, he aquí la tensión entre Urano en Acuario y Saturno en Tauro. Tal el caso de los líderes Donald Trump y Kim Jong-un.


El lado combativo.


Saturno en Tauro forma una oposición a Marte en Escorpio, este contacto es de orbe partil, exacto, siendo el contacto que acentúa el lado combativo.
Surgen malos tratos con mordacidad, injurias, provocaciones de carácter territorial, las discusiones y peleas generan serios enojos, frustraciones, impotencia, berrinches, escaramuzas.

Cada quien intenta atemorizar al otro con las armas que posee, la fuerza y la resistencia se confrontan en un duro embate.
Saturno se aferrara con dientes y uñas a la tierra, con una actitud hosca, amenazante, mientras Marte hará mucho ruido echando humo y confundiendo para evitar ser invadido.

Al canalizar la naturaleza de Escorpio se torna sagaz, golpea a Saturno en su punto débil, apunta sus cañones y comienza a contar en su intento de intimidar a su oponente, lo cual logra poner nervioso a Saturno, ansioso, protesta y como es cascarrabias y no entiende razones, amenaza con destruirlo todo.
Marte no da ni un paso atrás, expectante, aguerrido, intimidante.
Esto suele tener lugar cuando se intenta frenar los objetivos de alguien para evitar que tenga éxito.

Por lo general el enfrentamiento se da entre personas de diferentes edades, Saturno representa a alguien mayor y Marte a alguien de menor edad, tal el caso de los líderes ya mencionados.


Entra oficialmente en actividad este ciclo solar de 1999 el día 11 de agosto y al día siguiente Mercurio comienza su retrogradación en oposición a Neptuno (leer el artículo anterior), si ha de tener lugar un conflicto armado será en este tiempo, cometiendo toda clase de errores, culpándose mutuamente.

Lo óptimo y sugerente es actuar con inteligencia, las cartas están echadas sobre la mesa, los cambios tendrán lugar sin lugar a dudas, este es un nuevo tiempo y llega de la mano de Leo, donde se hizo el eclipse, estableciendo un nuevo orden, dejando una huella imborrable.





© Cristina Scharle 2017
Todos los derechos reservados.














2 comentarios:

Graciela Banegas dijo...

Buenas noches: Con todo respeto,quisiera saber que efemerides está mirando, ya que menciona a Saturno en Tauro y Marte en Escorpio, Urano en Acuario??. Actualmente Saturno esta transitando por Sagitario, Marte en Leo y Urano retrograndando en Aries...Muchas gracias.

Cristina Scharle dijo...

Hola Graciela, debe leer el artículo, observar solo la figura le confundirá, es un ciclo saros del eclipse que se hará el día 21 de agosto. Este ciclo saros corresponde al 11 de agosto de 1999.